Bienvenidos
Desintegración positiva
Alta Inteligencia Sensible
Educación Sensible
Persona altamente Sensible
Sobreexcitabilidad
by Jessie Mannisto / April 7, 2021

Presentación de nuestra directora

“Estar inadaptado a una sociedad desordenada no es en sí mismo un trastorno”.

¡Bienvenidos lectores en español! Permítanme presentarme: soy Jessie Mannisto editora principal de Third Factor desde 2018, Ex-analista de liderazgo de la CIA, actividad que sigo realizando, pero ya como servicio privado, junto a ser escritora y editora.

Ahora tengo el gusto de presentaros la versión en español con la colaboración del Grupo de Investigación FERSE de la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid, España. Esta versión quiere hacer extensible la visión de Third Factor al mundo hispano reuniendo a psicólogos, educadores, activistas, escritores y artistas, líderes espirituales, pensadores divergentes y otras personas interesadas en explorar esta cosa llamada desintegración positiva .

La teoría de la desintegración positiva (TPD) fue desarrollada por Kazimierz Dabrowski (1902-1980), un psicólogo y psiquiatra polaco que también realizó gran parte de su trabajo en Canadá, en las Universidades de Alberta y Calgary, y con el apoyo del gobierno canadiense. Esta teoría es rica y gratificante; aunque también es complejo. Publicaremos una serie de artículos que explican elementos de TPD en un lenguaje fácil de entender (el primero en inglés está aquí ), pero el punto introductorio clave es este: estar inadaptado a una sociedad desordenada no es en sí mismo un trastorno. .

Sin duda, Dabrowski vivenció en primera persona la peor forma de inadaptación: su mejor amigo, un compañero músico, se quitó la vida, lo que llevó a Dabrowski a renunciar a su propio sueño de estudiar música para dedicarse a la psicología y comprender mejor lo que impulsaba a su amigo a este final tan trágico. Dabrowski también vivió las dos guerras mundiales, así como el sometimiento de Polonia por parte de los estalinistas. Las cosas terribles que vio en esos tiempos oscuros lo llevaron a preguntarse por qué algunas personas dieron la espalda al sufrimiento de los judíos mientras que otras arriesgaron su propia seguridad para protegerlos. ¿Qué diferenciaba a los inhumanos de los heroicos entre nosotros?

Los ejemplares que estudió Dabrowski tendían a atravesar períodos de crisis psicológica en el camino de convertirse en ejemplares, y tendían a tener una experiencia de vida inusualmente intensa.

Estas experiencias llevaron a Dabrowski a estudiar ejemplos del desarrollo de la personalidad, y finalmente hizo dos observaciones dignas de mención. Primero, sus sujetos tendieron a atravesar períodos de intensa crisis psicológica en el camino hacia ser reconocidos como ejemplares. En segundo lugar, tendían a tener una experiencia de vida inusualmente intensa , una respuesta innata a los estímulos que excedían significativamente la norma. Dabrowski etiquetó este rasgo como sobreexcitabilidad . Esta sobreexcitabilidad alimentó sus crisis psicológicas, lo que llevó a Dabrowski a describirlos como inadaptados a lo que es y ajustados a lo que debería ser .

Algunos se burlarán de esta noción. Después de todo, lo que debería ser a menudo no lo es , pero aún debemos levantarnos de la cama por la mañana. Independientemente, no importa dónde se encuentre en los diversos espectros sociales y políticos, probablemente veas mucho desorden en el mundo que te rodea, desorden al que no quieres adaptarte. Normas que crees que te perjudicarían si realmente las aceptaras.

Eso es un desajuste positivo . Y esta inadaptación tiene la capacidad de impulsar tanto el crecimiento personal como el cambio social positivo, si se maneja con prudencia.

Ese es el nexo que nos interesa aquí en Third Factor . Alcanzar ese punto óptimo es uno de los mayores desafíos de la vida. El mundo está plagado de desajustes negativos de todo tipo, desde la depresión clínica y la ansiedad hasta la tristeza y la frustración generalizadas por todas las formas en que el mundo parece habernos fallado y nosotros parecemos haber fallado al mundo.

Además de eso, a menudo sucede que las personas gravitan hacia un lado o el otro de esa dicotomía. O es que el mundo nos ha fallado, o es que somos personas defectuosas que necesitamos intensificar el esfuerzo por la superación personal. El hecho es que cualquier problema que enfrentemos se verá afectado tanto por nuestras deficiencias personales como por el sistema. Depende de nosotros asumir la responsabilidad de nuestra propia mejora y, al mismo tiempo,  reconocer que nuestras estructuras sociales nos brindan muchas causas de inadaptación que es esencial nombrar y que vale la pena trabajar para contrarrestar.

La teoría de la desintegración positiva es donde se fusionan esas dos verdades parciales. Eso hace que TPD sea una herramienta poderosa, potencialmente catalizadora, en nuestros esfuerzos por abordar la inadaptación que muchos enfrentan hoy, en este momento particular de la historia.

Catalizar el desarrollo personal

Eso es lo que pretendemos ser en Third Factor. Queremos ayudar a las personas intensas y sensibles a desarrollar su potencial y así alcanzar los ideales de su personalidad, reconociendo que la sobreexcitabilidad no es una patología, sino una fuente de fortaleza. Buscamos crear una comunidad dedicada a un intercambio de ideas de buena fe que nos ayude a trascender nuestras limitaciones personales actuales y a visualizar formas de superar, y eventualmente desmantelar, los obstáculos en nuestro entorno. Vemos la posibilidad de un ciclo de retroalimentación positiva entre estos esfuerzos internos y externos, y creemos que es más probable que nuestros esfuerzos tengan éxito si nosotros, que somos a la vez criaturas excéntricas y sociales, encontramos almas de ideas afines. Buscamos otros interrogadores, visionarios,

¿Qué es este “tercer factor” del que hablamos?

La TPD habla de tres factores que nos convierten en las personas en las que nos convertimos. El primer factor es la dotación biológica: los genes que se le otorgaron, que nos conectaron a aquellos de nosotros que somos sobreexcitables para ser como somos, así como las influencias ambientales que desencadenan influencias epigenéticas y otras influencias fisiológicas. El segundo factor es todo lo que te ha legado a través de las fuerzas sociales: las reglas de tus padres, las presiones de tus compañeros, los ejemplos de aquellos a quienes admiras. En otras palabras, el primer y segundo factor son simplemente la “naturaleza” y la “crianza” que mencionamos anteriormente.

Dabrowski describió el tercer factor como el papel de nuestras elecciones conscientes para convertirnos en quienes somos . Ciertamente surge de lo que nos dan los factores primero y segundo; pero existen muchos modos de gestionar eso que nos es dado. Esa gestión, es el tercer factor.

La TPD también habla de dinamismos . Estas son las fuerzas que se despliegan dentro de nosotros a medida que atravesamos la desintegración positiva y que dan como resultado nuestra autotransformación. El tercer factor actúa como dinamismo al llevarnos a afirmar o rechazar ciertas cualidades en nosotros mismos y en nuestro entorno. De diversas formas, toma nuestro centro de control interno y lo remodela, reemplazando los viejos hábitos por otros nuevos y mejorados que nos ayudarán a ser las personas que queremos ser, lo que uno cae en la cuenta que debe ser.

Hay millones de personas por ahí positivamente inadaptadas. En muchas de ellas, el tercer factor es fuerte. Ellas, y tú, tenéis el potencial de ser catalizadores humanos.

Este desarrollo es un objetivo noble, pero nada fácil. Cometemos errores por el camino, sin embargo deben ser analizados como experiencias de las que podemos aprender para seguir creciendo y esto mostramos en la revista. Compartimos historias de personas que han superado sus desintegraciones de forma positiva. Utilizamos palabras que enriquezcan nuestro vocabulario para poder hablar sobre estos procesos y contactamos con investigadores que avanzan en el tema y lo divulgamos. Para esto fundamos esta revista.

Te invitamos a unirte a nuestros esfuerzos. Si estás intrigado, puede unirte a nuestra incipiente comunidad. Si crees en lo que estamos haciendo aquí, considera el apoyarnos vía Patreon. Usaremos tus donaciones para compartir nuestro mensaje de manera más amplia, contratar técnicos y pagar a los escritores y editores que están dedicando su tiempo a nuestra misión.

¿No tienes dinero de sobra? ¡no te preocupes! Una de las cosas más valiosas que puede hacer para apoyarnos es correr la voz , a través de las redes sociales o a viva voz. Hay millones de personas por ahí que viven inadaptadas y pueden hacer de ello una experiencia positiva. Tú puedes ser catalizador humanos que les ayude en su desarrollo.

Finalmente, también te invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter para ser de los primeros en enterarte de nuevos temas.

Esperamos conocerte, crecer y reintegrarte junto a ti.

Atentamente,
Jessie Mannisto
Editora Jefe General, Third Factor Magazine

Share this article: